Tirados
sobre el pavimento
los cuerpos solos
de cara a lo negro que era
también el cielo
reía
ella
y él después
no muy lejos de la bicicleta vejada
ni de los faroles
que manipulaban las nubes
de su boca
después llovió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando nos cuenta la del chatarrero

 Ese runrún que es también  coordinar a los cuerpos solos y llenarse de fe no deberia servir para nada más de hecho  si me apuras nada sirve...