Pero la verdad
esto de ser
uno en tres
tiene su lógica
-su lógica-
quiero decir
la mía
en concreto
relleno con la goma espuma del sentido
a todo este Señor Fantoche
y lo hago
si quiero
bailar

pero mas acá

donde el cuerpo solo
donde el escrúpulo solo
donde la luz

¿la que?

ya se fue
lo dije y se cayó
está allá arriba
ahora
todo lo que diga
buscalo pasando el techo
pasando letra
del acto

que
descuido los diptongos
que
balbuceo
qué

vos dormías abrazada al gato
lo sé porque te atajé en el aire
respiré con vos
para meterme en eso negro del sueño
que se parece tanto a nada que importe demasiado comparar

el rito es personal
el grito general
el verbo cabo
y rabo

Hablamos del dolor de los huesos
y de algo mas que perdí
atrás de las tejas
porque las palabras también se volaban
o caían
ya ni sé

pero estábamos tapados
hasta la nariz
y afuera llovía un montón
y creo
que nada más.

de espaldas

voy dejando
arriba
delante de mi
el eco de
paredes multiformes
que cuidan el sueño
y barajan el aire
y bautizan
a la propia
sombra
con nombres infantiles
me dicen
que domicilio
y gravedad
y que
propio y

yo no sé
en el camino
a veces pongo cara de entender
y otras
no llego
porque tengo la boca llena de budín con chocolate
y una esperanza hiperbólica
de que el café no me afecte demasiado el hígado
pero también se van
las pepitas el papel metalizado el perfume del grano tostado
no caen conmigo
se desprenden
a veces orbitan
otras se alejan
y se pierden negrura arriba

de abajo de atrás
me queda el vértigo
por ahí la luz
que no alcanza el horizonte falso
y refleja
mis miembros esparcidos
de colores y formas
diversas

cómo será
ese después en la espalda
que arrastra
que arrasa

pareciera estar todo tan quieto
sin embargo
cuando lo único que haces
es cerrar los ojos

y caer.

una sola

Yo debería haber nacido un miércoles
y vos ser un ficus

la concha de tu madre

seguiría siendo
un insulto extraño

para los dos.

Domingo (para Porota)

median una serie de puntitos blancos
de polvo
polen
se iluminan con el sol de la tarde
y vuelve domingo
todo lo que tenga ganas
en el colchón del sofá

la lana
su perfume
en los parpados
búdicos
crece como santa rita
por el departamento
conquista la cerradura
anudándose por abajo por arriba
de la puerta

podría asustar muchísimo
a un gato
o a cualquier ladrón

serpentea
sisea
y crece

adorna el marco de la ventana
arqueándose
forma brazos
ondas, puentes
cefalópodos y mar
que levantan las sobras
de los tirabuzón con estofado
una pequeña maraña
apaga la radio
otra
entorna la cortina

será cuestión de tiempo
para que el universo
se resuma
entero
en la cabeza

la lana vendrá
entonces
ya reina
a empujar
la mano de mi abuela
y sus dedos
despeinándome
el sistema solar
reorganizando
a Dios
tejerán
en mi
la siesta.







Cuando nos cuenta la del chatarrero

 Ese runrún que es también  coordinar a los cuerpos solos y llenarse de fe no deberia servir para nada más de hecho  si me apuras nada sirve...