La medida de lo posible

Entre su cuerpo
desfila una procesión
no es una tormenta
aunque cabe
el mar

marchan al compás
roto
de su orbe
desterrando el kilometraje

Vieras danzar a los feligreses!
cómo derviches en pedo
imitando a los peatones
a los semáforos
a los pájaros

su cuerpo traduce todo
en preguntas
pero dice que tiembla
que no se puede mover

Entre mi cuerpo
un vidrio
dice la procesión
ridículos!

no hay fe
dale
no hay fe

apura el reflejo:
¿Vas a venir?

Si supiera el mercachifle!

No hay retorno
no hay pregunta
no hay distancia
ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando nos cuenta la del chatarrero

 Ese runrún que es también  coordinar a los cuerpos solos y llenarse de fe no deberia servir para nada más de hecho  si me apuras nada sirve...