que tren

Con el maquillaje corrido
de manteca y pan
que transforma la falsa mañana
en una mueca torcida
se entregan al hipnotico vaiven
del anden estatico.
-Lo que se mueve son las tripas-
Es la rabia la que empuja
la que se condensa en el talon gastado
de los zapatos muertos
la misma rabia que late
y dispone el ritmo del trayecto

no chilla el tren
no aulla el guarda
no quiebra los timpanos el silbato insoportable

Es la estatica en el pelo
las manos hinchadas
el sudor que soño ser lagrima
la corbata que asfixia
el retrato desdibujado del niño arrebatado

Al lado, pasa la ciudad
fresca, rancia, artificial
como fulana en el Free shop
simulando acentos extranjeros
que le quedan como el culo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Domingo (para Porota)

median una serie de puntitos blancos de polvo polen se iluminan con el sol de la tarde y vuelve domingo todo lo que tenga ganas ...