Derribo


De los escombros hablaremos después
un día cualquiera
sentados
frente a la ventana
al amparo de la ingeniería industrial y los bizcochitos de grasa
desentendiéndonos del clima

porque una vez nos llenamos la boca 
de baldío
cagados de amor
y hormigón

nos llueve adentro
pensé

pero no hablemos de techar
ni del perfume a tierra mojada
que hay en este páramo
mío

no hablemos de nada
ahora
ni mañana tampoco

yo te llamo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Domingo (para Porota)

median una serie de puntitos blancos de polvo polen se iluminan con el sol de la tarde y vuelve domingo todo lo que tenga ganas ...