Postal

Estrellaba
el caldén
de espinas
y fractales
un nubarrón oscuro


y el mate pasaba como el tiempo
y ella
una vez
tuvo el pelo como el árbol de su tierra
para mi


se dijo:
“hace unos años, se levantó un viento que arrancó las copas de los árboles enteras”


¿y como no creer?


En La Pampa el árbol crece de una tierra imposible
no es dócil
no es de esos
con frutos coloridos
y ramas vitales
voluptuosas


es eléctrico
el caldén
esta prendido fuego


imaginate el vendaval.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando nos cuenta la del chatarrero

 Ese runrún que es también  coordinar a los cuerpos solos y llenarse de fe no deberia servir para nada más de hecho  si me apuras nada sirve...